Adiós

Adiós

Hoy, en la reflexión; exhumación
del caballo galopante del tiempo,
(imperturbable),
en la efeméride de tu alma sagitaria;
te presentas, tú, vestida con el atavío,
como siempre, no pulido
de tu imagen especular.

Crepusculada alma tamizada,
de tu no pronombre personal.
Encadenación del verbo oculto
a tu sujeto.
Esquirla llena de celebridad,
puntiaguda forma, la de tu retrato;
en mi tránsito lunar.

Así te presentas, sin más,
sin avisar dando campanazos,
sin encender sirenas ni tocando
bocinas de puerta en puerta,
sin apretar las espaldas ajenas,
con tus senos por delantera.

Yo, simplemente, aprendiz de lo aprendido;
te abro la puerta del marco sin su hogar,
sabiendo de tu acelerada diligencia,
en el retirado retiro de tu nueva querencia;
yo, el ya unido de dos mitades,
simplemente, te dejo pasar.

Miguel Mejías Segura

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s