Gugu-tata gugu-tata, a mi sobrina!!!

Gugu-tata gugu-tata, tú con tu risa y tu mirada vivaracha.

La protectora. Ese el significado de tu nombre. Y bien cierto que es. Yo te conozco, pero tú a mí no todavía, y creo que gracias a dios. Pobre de ti cuando te enteres de quién soy.

Eso sí, fui de las primeras personas que te vio al nacer. Justo en ese momento comprendí tantas y tantas palabras y tantas freses que desde otros mundos escuché. Vi tus ojos y sentí la libertad hecha amor que me tiene anclado, desde entonces, a tu ternura.

Es cierto que se ha puesto nombre a tu pronombre. Que se ha decidido cuál será el idioma en el que hables de forma inconsciente, que se ha decidido tu religión, tu ropa, tus horarios, donde dormir, cuando comer. Incluso se ha decidido quién es tu Padrino, un desastre que yerra sin perdición.

Pero una cosa te digo, niña de mirada inabarcable; todo está hecho con todo el amor del mundo. Has tenido la suerte de tener una madre, que yo por hermana tengo, que no hay mujer que sombra le haga. Es completa en virtudes y todas equilibradas al cien por cien. De casta le viene. Suerte tengo de conocer cinco generaciones de mujeres de talla incalculable. Tienes un padre al que he visto sostenerte en brazos como si fueras un frágil cascabel de porcelana. Te aman, mi amor. Ellos te aman. No saben hacer otra cosa que amarte. Te vas a criar en la mejor cuna que este mundo pueda ofrecer. Te van a proteger a ti mi protectora de mirada inabarcable, con el sentimiento más poderoso de este mundo. Tal y como yo y mi hermana fuimos criados. Amor, amor y más amor. No hay nada más ni nada mejor en este mundo ni en otros.

Y con ese amor serás libre muy libre. Te llenaras de pasiones, de ilusiones, cumplirás etapas, crecerás, amaras y serás amada por toda la gente que te rodea como le pasa a tu madre. Te harás mujer para seguir amando, al mundo, los animales, las personas, las plantas, a los demás. Pero sobre todo ese amor te llevará a ser crítica, muy convencida de tu vida. Y evitarás a aquellas personas que te intenten engañar, porque tú sabrás como se ama, tu cuna te lo está enseñando. Con ello no te podrán convencer con frases vacía, ni te podrás conformar con lo que te ofrecen, tú decidirás cuándo, cómo, dónde, con quién…. sigue tus convicciones, tus anhelos, tus deseos, tu instinto, vive y ama y protege. Y si algo no va bien, tendrás todo nuestro apoyo, todo nuestro amor.

Yo por mi parte te estaré esperando, sentado en la piedra de un río para escuchar todo lo que tengas que decir. Y te intentaré sacar una vez más una sonrisa y te amaré para darte más libertad. ¡Qué no te aprisione nada!, ¡qué no te encadenen! qué el amor sólo se ofrece con libertad. Sueña, vuela, y sonríe cada día de tu vida. No hay nada más libre en este mundo que tu risa, que se escapa y nunca se sabe qué dirección toma ni quién la puede sentir. Sonríe tú, mi amor. Sonríe.

Hace una semana que no te veo, que no te escucho y mi alma se deshace a pedazos a cada segundo que me pierdo tu risa, y de esos pedazos surgen estás lágrimas tintadas que te dedican mis primeras palabras.

Tu risa me da cobijo en mis horas de desamparo, tu sonrisa acompaña mi soledad. Esa risa que una vez vi y me hizo sentir toda esa fuerza, toda esa energía, toda esa pasión magmática y explosiva que es este amor que siento por ti y que a mí también me protege de mis erráticos andares. Porque tú sin saberlo eres mi protectora. Y todo por tu gugu-tata gugu-tata, tú con tu risa y tu mirada vivaracha.

Gracias por tanto amor que me haces sentir. Te echo de menos. Te quiero sin reservas.

Tu padrino el que yerra!

Miguel Mej¡as Segura

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s