Libertad

Aire que dejas de soplar,
brusca y violentamente.
Un árbol sin podar

Se mueven mis aceleradas hojas,
Sé, que vuelves,
transformado en
rebrisa.
Me haces soñar,
con la corriente de donde procedes.
¿Eres mar,
eres océano?
¿Vienes del monte?
¿Estás de primavera,
vas al verano?
sé que estás presente,
pero ¿de dónde vienes?

De más allá de los allendes,
con tus miles de adjetivos.
Pero si cierro los ojos,
y me abro en canal,
exponiendo mis ramas desaviadas,
sé que eres, tú, aire…
nuevo, fresco, y…
libre.

Miguel Mejías Segura

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s