Mi gran error mío

Dejé de necesitar a falsas personas
con la falsedad de sus caretas de diosas.
Es cierto; mi error mío,
yo con amor, mimosamente te la puse.
Tú, en tu camino, la has perdido,
mientras elevabas tu nariz hacia
tus ufanos nuevos mundos.
Y con nuevas pieles,
cubriéndote hasta el olvido.
¿Qué más puedo decir?
…gracias; tú, mi gran error mío.
 
Miguel Mejías Segura

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s