A un Ángel llamado…

Se está apareciendo un Ángel,
el que anuncia con alergias,
que lentamente te vas;
tú, un invierno cobarde,
tú, un invierno más.

Y te vas cobarde por
no saber despedirte
con ese adiós,
de abrazos entrelazados.
Para darnos la posibilidad
de decirnos sin reparos,
que fue bonito mientras duró.

Pero…, aunque aún fríos,
los días son más duraderos.
Esos minutos más largos
hacen cuentas,
y cuentan que sí,
que poco a poco, cobarde,  te vas.

Y la luz de los nuevos minutos
provocan que el cáliz de un Ángel; esos volantes
con forma de tépalos, se abran;
que como en ese proceso de evolución,
se aflamenquen con una Debla
para esta guerrera primavera,
de la que huyes cobarde.
Esos minutos nos dirán al final, qué…
tu frío invierno ya no está.

Se está apareciendo un Ángel,
que hace que de tu frío abrazo
uno se olvide sin nada de odio,
mientras ese Ángel llamado Magnolio
sienta la nueva estación en mi regazo.

Miguel Mejías Segura.P1040680

2 comentarios en “A un Ángel llamado…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s