Oh dulcísima Ursaonense Dulcinea!

Querida ursaonense dulcísima Dulcinea. A tu altar llevo paseando por los terciopelos de tus enseñanzas, tus entrecielos; esta herencia aguerrida, que no es ni más ni menos que ser hijo de tu propia estirpe, genética entre tú y yo compartida. Sesenta y unos cuantos son los besos que hoy este nada hidalgo de cada vez menos triste figura te regala, en este día en el que tu falta y esa lejanía que entre tu pesebre y el mío, fuerzas exageradas de una naturaleza quebrada nos los separa. Oh dulcísima Ursaonense Dulcinea. Estás manos hoy te harían azúcares de colores, ese tu pastel que te regalara si tú me lo aceptaras. Para que tú, al olor del meloso coctel acudieras cual jovial zalamera Perdiz al sueño en sus deliciosas mañanas de este tu nuevo abril. Oh dulcísima ursaonense Dulcinea. Tú con tus trajes azules y salmones, ni tacones te hacen faltan para abrir almas enormes e iguales a los diseños de tus indescriptibles salones. Al pincelar tus patrones, alborotadas aves hilos toman y cual angelitos navideños en tus cielos nidos entrelazan por donde tu nombre se escapa y rezuma. Oh dulcísima ursaonense Dulcinea, al buscar más y precisas palabras los adjetivos del diccionario se me evaden, y van a parar a Dioses que son los que saben de esto y no este pobre. Y los Dioses te renombran, oh su nueva Venus, dulcísima ursaonense Dulcinea, altar en los cielos construido con los adjetivos de tu hermosura, esa que hoy un año menos, se hizo más eterna y joven, el gran verbo de mis diarias lecturas.

Felicidades Mamá

13095743_10153924872154733_5413407073894885886_n

2 comentarios en “Oh dulcísima Ursaonense Dulcinea!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s