Alfa…

Un adiós se escribe con cinco letras. Pero la unidad de medida de su pronunciación, de sus sílabas son la eternidad por la que camina la añoranza de un pasado que pasado está. Tanto allí, como aquí, como ahora mismo. Han sido días de paseos, de pensar, de intentar hacer deporte, de amigos, de familia, de conversaciones, de libros y de su Parte Olvidada, de cine e ilustres ciudadanos, de campos andaluces, de pueblos y sus gentes, de comer todo lo que una hormigonera es capaz de mezclar sin que la gula sea un pecado capital en tiempos de religiosidad, de perplejas incongruencias, de luchar sin éxito contra la desidia y la procrastinación, de intentar escuchar y de hacer entender.

Pero esto último es lo más difícil. Resulta imposible hacer entender que a un adiós le sigue un hola y que ese hola es tan extremadamente sugerente que cuando se prueba, uno no puede parar de pronunciarlo. Esa es la ambición, esa es la inconformidad, querer más y mejor pero de otra forma. E intentar conseguirlo o al menos intentarlo ese es el verdadero reto. Aunque sea el camino incorrecto para esos ojos a veces perversos… de la seguridad.

Esa sensación entre el adiós y el hola es una ida y venida entre dos puntos que ya no son desde A a B. Sino desde alfa a alfa. Mañana será vivida, aunque de forma elegida, desde la pereza.

Adi…hasta pronto. Os quiero. Muak

Miguel Mejías Segura.

Bildergebnis für de alfa a alfa

 

 

 

 

 

 

Un comentario en “Alfa…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s