Me ví

Hoy vi tu obispillo blanco,
Vivaz. Ágil. Enérgico. Fugaz.
Tu lomo azul añil oscuro,
tu buche blanco como la luna.

Te vi sorteando obstáculos naturales,
buscando sustento,
y bebiendo del lago en pleno vuelo.
Construyendo futuras cunas.

Así, de repente me vi en el patio de mi colegio.
Chiquillo que se quedaba absorto
con vuestros primos hermanos
y que chillando me daban los buenos días.
Yo, infante, despistado,
juguetón y travieso,
asombrado,
intentando descifrar los trazos
de los hilos que les daba mi imaginación,
y mientras los entrelazaban
me tejían coronas y mantas voladoras.
Tan raudos eran que a veces parecían,
sombras en los azulejos.
Así eran aquellos mañaneros vencejos.

Estos recuerdos hoy en alúd,
me los trajo un precioso  y veloz avión común.

Miguel Mejías Segura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s