Mutación

Se sufre como una mutación.
Paulatinamente se cambia:
adenina por citosina,
timina por guanina.
Es tan sutil, tan lentita,
que ni la notas tú mismo,
ni los de aquí la aprecian.
Se transforma célula a célula,
y permanece ya,
esa constante permutación,
perenne.

Esa muda te hace otro,
cada día,
para siempre.
El espejo de allí
te lo revela:
En realidad,
esa alteración
es tu camino.

Miguel Mejías Segura

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s