Constantina se queda huérfana.

Agraciada con una inmensa bondad y generosidad, Concha Mejías, se nos ha ido buscando el lado de su otro yo. En este caso el símbolo de pareja como unificación se convierte en una definición sin acepciones. Absolutismo puro. Es así y punto.

Entrando en casa de tu primo mayor, hilos de seda y oro de 24 quilates cubriendo tu cabeza,  una sonrisa inquebrantable y repartiendo fraternidad con esa elegancia tan tuya como pintada por Albert Lynch. Así es cómo te recuerdo. A esta forma tan gigantesca de presentarte le añadías un discurso siempre telúrico, muy constantinero. Tus palabras me parecían como salidas de un baúl del Siglo XVIII.  Como relatabas tus artes de camarera de Tu Amantísima Titular de tu Hermandad Virgen del Robledo, y tu devoción sin roturas, han sido siempre para mí como un caldo recién hecho con unas hojitas de hierbabuena. Reconfortantes.

Ese discurso iluminado reverberaba en mi caja torácica y me llenaba el alma de pasión. Era evocador escucharte enlazar tus vivencias como colaboradora de la Fundación Padre Leonardo Castillo-Costaleros para un Cristo Vivo, acompañando y dando agua fresca, directa de tus manos, a esos penitentes a los que cada día el resto de pecadores les ponemos coronas de espinas unas encima de las otras y las ajustamos bien ceñidas en la frente para que no se caigan. Tú no. Tú ves una espina y la quitas a base de entrega, conciliación y curas sus llagas con retales de lino fino tejidos por tus manos sanadoras. Infantes de Chernobyl al sol de Sevilla y vaya a usted saber de dónde o a dónde más. Fe, mucha fe es lo que movía tu mundo y con ella movías el de los demás.

Lo puedo decir a grito sordo, húmedo y salino. Tú primo mayor y una dicharachera ursaonense os adoran… a ti y tu otro yo Manuel Ramírez Fernández de Córdoba. Yo no me entendería ahora mismo sin las famosas Columnas en el ABC “Por la banda” que tanto leía con fruición y de los que tanto intenté aprender el arte de escribir.

Me ha llegado la noticia como una Saeta frente a la Virgen del Robledo. Se agota el cante ante la casi despedida del sol. Se cubre todo del color de tu cabello, vuelan las palomas, y las encinas de los cerros de vuestra Sierra Norte derraman lágrimas de desconsuelo en forma de copo de nieve. Se fue la fe directa al amor como si fuera un último domingo de septiembre.

Constantina se queda huérfana!

Os echo tanto de menos!

Miguel Mejías Segura

4 comentarios en “Constantina se queda huérfana.

  1. Hola Miguel.Entrañable las palabras de cariño que le dedicas a Concha Mejías.Gracias a tu pluma he podido conocer la existencia de una mujer generosa,altruista,cariñosa y entregada a una labor siempre de ayuda a los demás.Descanse en paz.Me uno a tu dolor,el de tus padres y de toda la familia.Un abrazo

    Me gusta

    1. Hola Lola. Acabo de leer tu comentario. Muchas gracias. La verdad es que ha sido una gran pérdida porque era una gran mujer. Desde que me vine hace 11 años he tenido poco trato con ella y uno se da cuenta de lo que deja atrás cuando toma una decisión de este tipo. Siempre he pensado que las cosas estarán siempre en su sitio a cada vuelta. Pero la realidad demuestra que no es así. Esto es una mentira que nos hacemos para no pensar en profundidad en el hecho de que cada día es único e irrepetible. Y hoy estamos y mañana puede que no…
      También te doy las gracias por leerme. Me hace mucha ilusión que te pases de vez en cuando por este lugarcito en el puedo mostrar lo más profundo de mí sin complejos. A veces no es fácil exponerse así, sin camisas ni chaquetas.
      Un beso muy fuerte

      Me gusta

      1. Claro que sí Miguel.Ya queda menos para ver ese Gran Poder y esa Macarena paseando por las calles de Sevilla y nosotros de cervecitas y buñuelos de bacalao y torrijas..Espero que pronto estemos paseando por Sevilla en medio de las risas y la guasa de tu madre a quien tanto quiero.Un abrazo y recuerda que en Osuna y Sevilla te esperamos.

        Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s