A mi Frau Manolita kirsch

Dice un viejo canto popular,
que se hace camino al andar.
caminante no hay un único camino.

Mis descarnados ripios con su R.I.P
desde mi corazón van para mi Manolita Kirsch

Aquél sempiterno padre tuyo
te me entregó como el que entrega
la mano de su reina altanera.

Desde que te vi el amor vino a mí.
Aventuras, caminos y desventuras.
Rodadas de risas y botes de adoquín
Angustiosas prisas con ternura.

De entre un mundo lleno de iguales
buscámosle a ella con andaluza intensidad.
Panecillos domingueros, cremas para su dedo.
Ahora… ven,  ahora…. te vas, pero quédate.

A Staufen con la unión de mi apellidos,
entre normalitos andabas con tus cabalgadas.
Parecíamos que arrastrábamos un trillo.

Miguel Mejías Segura10891501_10152675190867423_8096220392895206453_n

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s